Logotipo del IVH

 Estructura de la Base de Datos

 Barra

        La Base de Datos del Instituto de Verbología Hispánica, (IVH), se empieza a desarrollar en noviembre de 1987, en un ordenador "Amstrad", con sistema operativo CP/M. Cuando la Base tiene unos 30.000 registros, a primeros de 1990, es de nuevo tecleada en un ordenador PC, por incompatiblidad del sistema operativo CP/M con MS-DOS.

        Desde entonces, el programa informático "dBASE", desde su versión "III Plus" a la actual, denominada "dBASE 5", es el encargado de gestionar la Base de Datos, si bien algunas tareas específicas se confían al programa "Access", de Microsoft. Por otro lado, con el programa "MySQL" se procesan y publican los datos de la Base en Internet.

        Este corpus documental, que ha superado ya los 325.000 registros en junio de 2006, se compone de 22 campos, con un largo total de 344 caracteres por registro. Los 22 campos se pueden agrupar en las siguientes categorías de datos:

  1. DATOS LEXICOGRÁFICOS
  2. DATOS ESTADÍSTICOS
  3. DATOS GRAMATICALES
  4. DATOS DOCUMENTALES

La primera categoría ( "DATOS LEXICOGRÁFICOS" ), consta de los siguientes campos:

  • CAMPO "Infinitivo"

  •         En este campo constan los infinitivos, en calidad de lexema de entrada de la Base de Datos.
     

  • CAMPO "Rango lexicográfico"

  •         El Instituto de Verbología Hispánica (IVH), denomina "rango lexicográfico" de un lexema al "grado" o "categoría" que se puede atribuir a tal lexema, según los diferentes tratamientos lexicográficos que reciba o haya recibido en obras diccionarísticas, tanto a través del tiempo como de los diferentes países y zonas de habla hispana. El Instituto ha distinguido tres "rangos lexicográficos" en los verbos del español, sus dialectos y lenguas afines. Son los rangos de "prevalente", el de "covalente", el de "variante" y el de "disvariante".

            Será de rango "prevalente", en primer lugar, todo verbo que carezca de variantes gráficas; es decir, que se haya presentado siempre bajo la misma grafía, referida a un significado en concreto. En segundo lugar, de rango "prevalente" lo será también aquel verbo cuya grafía se considere la más correctamente formada, o la de uso más recomendable, comparada con otra u otras grafías similares del mismo verbo. Estas otras grafías serán tenidas por formas "no prevalentes", es decir, "variantes".
            Para determinar con qué criterio se deben establecer las grafías más correctas o más recomendables, habrá que atenerse tanto a las normas de la Gramática y la Prosodia de la lengua española, como a las de la Gramática Histórica y a los estudios etimológicos sobre cada verbo en particular.
            En tercer y último lugar, se considerarán también como de rango "prevalente" los verbos antiguos o desusados, pero escritos con grafía modernizada, según las normas ortográficas actuales. Por lo tanto, el verbo antiguo "desfacer" se considerará "variante" de "deshacer"; "obedesçer", será "variante" de "obedecer", etc. No obstante, como se explica más abajo, estos verbos variantes antiguos pertenecen a la subclase de los "generativos", por haber generado la foma verbal modernizada.

            Desde un punto de vista práctico, se puede tomar como verbo de rango "prevalente" el que esté incluido en la última edición disponible del Diccionario de la Real Academia Española, ("DRAE"), en donde deberá estar escrito con grafía idéntica a la del verbo cuyo "rango prevalente" se desea verificar. Tal verbo "prevalente" no deberá remitir a ningún otro de grafía parecida, ya sea por considerar el verbo en cuestión como "variante" de otro, ya por calificarlo de antiguo, desusado u obsoleto.

            En otros casos, se han tenido en cuenta las siguientes posibilidades:
                    a) Si el verbo no aparece en esta última edición del "DRAE", se podrá también considerar como de rango "prevalente" el verbo recogido en alguna de las ediciones anteriores del Diccionario Académico, por orden descendente. El mismo rango cabrá atribuirle si figura, sin nota diastrática, diaestilística, de errata, etc., que desvirtúe su carácter, en los diccionarios "Manual" e "Histórico" de la propia Academia.
                    b) Caso de no aparecer en ninguno de los diccionarios académicos, el rango de verbo "prevalente" lo podrán marcar los diccionarios de María Moliner, Julio Casares o Samuel Gili y Gaya (Diccionario "Vox") indistintamente. Siempre que, como en el caso anterior, ninguna nota lexicográfica desvirtúe su rango.
                    c) Caso de no aparecer en ninguno de los diccionarios anteriormente citados, se podrá considerar verbo de rango "prevalente" el de grafía más próxima a la de su etimología.
                    d) En último caso, se tomará como verbo de rango "prevalente" aquel al que un diccionario remita desde otra entrada lexemática, dentro del propio diccionario, por considerar esta última como "variante" de aquella a la que remite.

                     En algunas ocasiones es prácticamente imposible determinar cuál de dos, tres (o, incluso, cuatro) verbos debe ser considerado como "prevalente" frente a otro u otros; como es el caso de los verbos regionales "chapiletear" y chapilitear"; o de los tres siguientes: "zarabatear", "zarabetear" y "zarabitear"; o de los cuatro verbos asturiano-leoneses "escalforiar", "escalfuriar", "escolforiar" y "escolfuriar". A estas parejas, tripletes o cuaternidad de verbos, los denominamos "covalentes", por considerarlos de igual rango lexicográfico. Los dos primeros serán "covalentes biformes" los tres siguientes "covalentes triformes" y los cuatro últimos serán "covalentes tetraformes".                 

            Rango de verbo "variante", lo tendrá aquel verbo (usable o desusado) cuya grafía difiera de la de su verbo "prevalente", pero su significado sea el mismo. Así, por ejemplo, el verbo abajar será "variante" protética de "bajar"; el verbo pasiar, lo será de "pasear", etc.
            Dentro de los verbos de rango "variante", distinguimos tres subclases:
                    1) Verbos variantes generativos. Son, prácticamente en su totalidad, los verbos antiguos, cuyas grafías se han transformado en las formas modernas prevalentes. Por haber "generado" éstas, los denominamos verbos variantes generativos. Facer, reynar y pasçer, por ejemplo, pertenecen a esta subclase.
                    2) Verbos variantes derivativos. Al contrario que los "generativos", los derivativos, como su nombre indica, proceden de los "prevalentes". Destorbar, embarajar y gavillar, por ejemplo, son verbos variantes derivativos de "estorbar", "barajar" y "agavillar", respectivamente.
                    3) Verbos variantes transformativos. La última subclase de variantes, la forman los verbos variantes transformativos. En ellos se han producido cambios importantes de grafía (como supresión o adición de fonetismos, letras, prefijos, etc.), aunque todavía resulta identificable su verbo "prevalente". Así, nesitar, por "necesitar"; almodillar, por "almohadillar"; renchir, por "rehenchir", etc.

            El rango de "disvariante" corresponde a los verbos que, por la forma en que están construidos o grafiados, se desvían o apartan de las nomas gramaticales y de buen uso de nuestra lengua. Son de rango "disvariante" típico, por ejemplo, los "barbarismos" y las "erratas" comprobadas, especialmente las que tienen apariencia de variante, sin serlo realmente. El Instituto de Verbología Hispánica ha hecho un gran esfuerzo por detectar y marcar debidamente en su Base de Datos estas erratas, calificables de "falsas variantes".
            Igual rango de "disvariante" se atribuirá a los verbos de grafía "dudosa", así marcados por los editores o transcriptores de determinados textos. Finalmente, se considerarán "disvariantes", entre otros, los verbos de existencia "supuesta", o los de grafía postulada como probable, pero nunca documentados.

  • CAMPO "Verbo prevalente"

  •          Este campo contiene el infinitivo "prevalente", o los "covalentes", de todos los verbos de la Base de Datos. La ordenación alfabética por este campo, permite conocer todas las "variantes" y "disvariantes", si las hubiera, de cada uno de los verbos de la Base.

  • CAMPO "Clase de variación gráfica"

  •          Aquí se indican las variaciones gráficas de cada lexema, con respecto a su verbo "prevalente". Así, el verbo antiguo ''conoçer'' recoge la variante ''ç < c''. El verbo vulgar y dialectal "juegar" recoge la variante "$ue < u", donde el símbolo "$" indica diptongación, por "jugar". La utilidad de este campo está justificada en el caso de que se quiera hacer un seguimiento exhaustivo de todas las variantes, gráficas o fonéticas, agrupadas por categorías, similitudes, etc.

             Los símbolos usados en este campo son:
                     El signo menor que, "<", indica variación de la letra o grupo de letras del primer miembro de la derivación, con respecto a la letra o letras del segundo miembro, que será la forma que corresponda al verbo de rango "prevalente".
                     El símbolo dólar, "$", indica diptongación, como arriba se ha dicho.
                     El símbolo barra inclinada, "/", indica elisión de la letra o grupo gráfico que se indica.
                     El símbolo abrir paréntesis, "(", indica aféresis de la letra o letras que se indican.
                     El símbolo lazo, "&", indica prótesis de la letra o letras que se indican.
                     El símbolo más, "+", indica epéntesis de la letra o letras que se indican.
                     El símbolo tilde, "~", indica anaptixis de la vocal que se indica.
                     Las abreviaturas "met", "pref" y "monop" indican "metátesis", "cambio de prefijo" (o "transprefijación") y "monoptongación", respectivamente.

  • CAMPO "Inverso"

  •          Presenta todos los infinitivos en orden inverso de escritura, empezando por las letras "ra", "re", "ri" o "ry", que corresponden a las terminaciones de los infinitivos "arales" (terminados en "-ar"), "erales" (terminados en "-er"), "irales" (terminados en "-ir"), "íricos" (terminados en "-ír", con í acentuada,) y los "yerales" (verbos antiguos terminados en "-yr"). Son múltiples y conocidas las utilidades que se derivan de los repertorios léxicos inversos, por lo que no será necesario insistir aquí sobre la relevancia de este campo.

La segunda categoría ( "DATOS ESTADÍSTICOS" ), consta de los siguientes campos:

  • CAMPO "Orden"

  •          Cada registro lleva un número de orden correlativo, que se comprueba frecuentemente, para revisar la integridad de la Base de Datos.
  • CAMPO "Ejemplares"

  •          Un subprograma de dBASE V realiza mensualmente una comprobación del número de infinitivos idénticos de la Base. La suma correspondiente a cada infinitivo se pone en uno de los infinitivos en cuestión. La suma de los totales de cada infinitivo, se ha de corresponder con el número total de registros de la Base.
             Del total de más de 100.000 infinitivos distintos, (en julio de 2005), 42.025 están documentados una sola vez; y 17.268, dos veces. El más documentado es el verbo "dar", con 283 fichas o registros. Le siguen "hacer", con 211 fichas; "tener", con 188; "ir", con 176; "poner", con 159, etc.
             Otros verbos, con más de 100 fichas cada uno, son: "andar", "caer", "echar", "estar", "haber", "pegar", "picar", "ser", "tirar", "tomar" y "traer".
            Los verbos con gran número de fichas son aquellos que intervienen en múltiples frases hechas, o que se prestan a usos figurados o dialectales.

  • CAMPO "Ámbito de uso"

  •          El Instituto de Verbología Hispánica (IVH), entiende por "ámbito de uso" el que corresponde a los diferentes medios y soportes de comunicación: Obras literarias (clave "lit"); obras y escritos varios (ensayos, prensa, etc., clave "ev"); diccionarios (clave "dic"); guiones cinematográficos (clave "cin"); programas de televisón (clave "tv"), etc. etc. Tratándose de verbos dialectales, el ámbito se referirá al territorio o área geográfica en los que tienen uso tales verbos o, en su caso, a los dialectos a que pertenecen. Así, serán ámbitos geográficos o dialectales los siguientes: América, Andalucía, hablas judeoespañolas, Canarias, zonas castellanohablantes de la Comunidad Valenciana, etc., etc.

  • CAMPO "Zona"

  •          En este campo se especifican, con mayor precisión, los ámbitos geográficos de los verbos de uso dialectal. En el caso de las diferentes Comunidades Autónomas españolas, se concretan provincias, comarcas o zonas. Por lo que respecta a los otros territorios hispanohablantes (en especial, de América), se determinan países, estados, provincias y zonas de uso de cada verbo dialectal o supradialectal.

 

La tercera categoría ( "DATOS GRAMATICALES" ), consta de los siguientes campos:

  • CAMPO "Conjugabilidad"

  •          Aquí se especifican los verbos conjugables y los que no lo son. En cuanto a los primeros, se detalla si son de conjugación regular, irregular o semirregular. Además, se advierte si están sujetos, o no, a tildación especial, por estar clasificados como verbos tíldicos o como isoptongos.
            Entre los verbos marcados como "no conjugables", figuran los antiguos o desusados, los alográficos, aparadigmáticos, los barbarismos, las erratas (debidamente comprobadas,) con apariencia de variante, etc.

  • CAMPO "Modelo de flexión"

  •          Este campo contiene alguno de los 74 modelos de flexión que reconoce el Instituto de Verbología Hispánica. Una relación detallada de ellos se puede extraer de la página web "La conjugación de verbos en español". Presentados en forma de tablas, se hallan en la página Tablas de conjugación.

  • CAMPO "Modelo de tildación"

  •          En este campo se incluyen alguno de los 27 modelos de tildación que reconoce el Instituto de Verbología Hispánica. Una relación detallada de ellos se puede extraer de la misma página web que la citada en el apartado anterior: "La conjugación de verbos en español". Presentados en forma de tablas, se hallan también en la página Tablas de conjugación.

  • CAMPO "Grado de usuabilidad"

  •          Todos los verbos del español, sus dialectos y lenguas afines, pueden ser incluidos en cuatro grandes grupos, a efectos de su "disponiblidad para el uso". Son los que el Instituto de Verbología Hispánica clasifica como verbos de carácter "extensivo", "restrictivo", "regresivo" y "relictivo".

            Se consideran de carácter "extensivo" aquellos verbos que se pueden usar prácticamente sin restricción alguna, tanto en el lenguaje oral como en el escrito y, salvo unos pocos cuyo uso se considera como tabú en algunos países, pueden ser utilizados en cualquier región hispanohablante, dentro del ámbito sociocultural o niveles diastrático y diaestilístico que corresponda. Los verbos de este carácter figuran en este campo con una abreviatura, precedida del número 1.
             Una subclasificación más específica sobre los verbos de carácter "extensivo", marcados con el número 1 inicial en este campo de la Base de Datos, se puede encontrar en la página relativa a los tipos de usualidad de los verbos. Se tendrá en cuenta, no obstante, que el número que sigue a este 1 inicial se refiere exclusivamente al "estrato lingüístico de usualidad" en España.

             De carácter "restrictivo" lo serán aquellos verbos que, por unas u otras razones, se deben usar solamente en determinados contextos de lengua, conociendo sus significados o acepciones y el ámbito apropiado de uso. Así, entre otros, se consideran de carácter "restrictivo" los verbos de uso coloquial; los dialectales que tienen o han tenido, además de su carácter dialectal, algún uso literario; los verbos diccionarísticos no documentados como forma verbal, sino educidos de adjetivos; los neologismos muy raros, usados excepcionalmente por algún autor y difícilmente repetibles; los malsonantes o tabuizados; los de uso exclusivo en trabalenguas, etc., etc. Los verbos de este carácter figuran en este campo con una abreviatura, precedida del número 2.

             Se consideran de carácter "regresivo", en general, los dialectalismos, los vulgarismos y rusticismos, los obsoletos u obsolescentes, los antiguos o desusados que hayan sido "ocasionalmente" recuperados por algún autor, etc. Los verbos de todas estas características, figuran en este campo con una abreviatura, precedida del número 3.

             Finalmente, tendrán carácter "relictivo" los verbos antiguos y desusados, así como los de uso preterible. Los verbos de este carácter figuran en este campo con una abreviatura, precedida del número 4.

  • CAMPO "Peculiaridades fonéticas"

  •          En coordinación con el campo "Clase de variación gráfica", descrito más arriba, en este campo se recogen las peculiaridades fonéticas que afectan a determinadas formas verbales. En todas ellas se produce algún tipo de cacofonía al pronunciarlas, no obstante ser gramaticalemnte correctas. Tales peculiaridades fonéticas se registran solamente como nota de atención.
             El Instituto de Verbología Hispánica ha tipificado hasta siete formas de cacofonía distintas, que ocurren en la pronunciación de determinadas formas de los verbos del español, sus dialectos y lenguas afines.
             A seis de tales formas cacofónicas las ha denominado del siguiente modo: "aduales", "oduales", "cheantes", "elleantes", "eñeantes" y "yeantes". La séptima clase de formas son las "hiáticas" que, en algunos casos de verbos dialectales, cuentan con dos y hasta tres hiatos seguidos.
             Un detalle más extenso de estas peculiaridades fonéticas se encontrará en la página de "Terminología y abreviaturas", apartado relativo a verbos cacofónicos.

  • CAMPO "Régimen preposicional"

  •          En este campo se detallan las preposiciones de que van acompañados los verbos que se han documentado en la Base.

 

Y la cuarta categoría ( "DATOS DOCUMENTALES" ), consta de los siguientes campos:

  • CAMPO "Código o abreviatura de las obras donde se documentan los verbos"

  •          Todas las obras, en número superior a 5.000, de las que se han extraído los verbos presentes en la Base de Datos, tienen un acrónimo o abreviatura, formado en base al título de la obra. En este campo se incluye el código o abreviatura de cada obra. Una relación de estas abreviaturas, que tienen forma de acrónimo, se encuentra en la correspondiente página de códigos.

  • CAMPO "Páginas de la obra donde está documentado el verbo"

  •          Complementario del anterior, en este campo figuran las páginas de la obra donde se halla documentado el verbo en cuestión.

  • CAMPO "Externalidades"

  •          Manejando decenas de miles de verbos del español, sus dialectos y lenguas afines, verbos que son usados en diferentes contextos sociolingüísticos y que, por otro lado, están presentes en el habla de múltiples y dispares territorios, se echan de ver sorprendentes filiaciones e impensadas etimologías en buen número de ellos.
             Apartados de lo que podríamos llamar el "tronco lingüístico del español", aparecen toda una serie de verbos ajenos al carácter fundamentalmente románico y arábigo de nuestro idioma. El Instituto de Verbología Hispánica ha denominado a estos verbos "externalidades" de nuestra lengua.
             En primer lugar, se considerarán como tales "externalidades" toda una larga relación de verbos procedentes de las lenguas aborígenes de América: quechua, náhuatl, taíno, mapuche, etc. Su uso es siempre dialectal y está ceñido, en la mayoría de los casos, a los países de origen respectivos.
             También se consideran "externalidades" los extranjerismos (sobre todo, los científicos), todavía no asimilados por nuestra lengua, así como algunos latinismos, grecismos y otros cultismos de raro uso y, por supuesto, no incorporados a la lengua estándar.
             Otras "externalidades" significativas corresponden a los verbos del "espanglés", (todavía absurdamente llamado "spanglish" por algunos); a los de carácter asémico, y a otros sorprendentes dialectalismos: como lo son algunos "turquismos" y "bulgarianismos" de ciertas hablas judeoespañolas; los "galleguismos", "lusismos" (e incluso "brasileñismos", si se nos permite el término, en América); exóticos "rusismos" científicos y, en el habla porteña, los de la jerga "vesre" (palabras con sílabas pronunciadas al revés), así como los "genovesismos", "napolitanismos" y otros dialectalismos italianos, de uso coloquial en la zona del Plata, etc., etc.

  • CAMPO "Observaciones"

  •          Finalmente, en este campo se recogen notas internas y orientativas del autor, comentarios, observaciones, etc.

 Barra

 Botón

 Base de Datos del Instituto de Verbología Hispánica

 Terminología del IVH

 Tipos de usualidad de los verbos

 IGCAVEDLA

 Los mil primeros verbos de la Base de Datos del Instituto de Verbología Hispánica

 Página del IVH

 Página de inicio

Visitas al sitio "http://www.verbolog.com"
(antes www.editame.com)
desde el 1-7-1998:

 Contador

 Barra

© Copyright "Instituto de Verbología Hispánica", 1997-2006

 Barra

 

 Logotipo del IVH